12 05 2010

Rondaría el año 2005 cuando tuve mi primer contacto con esa palabra. No es que no la hubiera escuchado antes, más bien todo lo contrario, pues ya sabía su significado y me llamaba la atención. Siempre la relacioné con Santiago Rusiñol y el local Quatre Gats de Barcelona. Sabía que la bohemia nace en París, pero eso me daba igual.

Un día de noviembre me llegó que habían abierto una tetería en mi ciudad y que llevaba de nombre Bohemia. En ese momento dije: “Tengo que ir a ese lugar”. Y así empezó todo. Ese bar, esa palabra y todo lo que allí viví en los siguientes dos años marcaron parte de mi vida y aunque pueda sonar exagerado yo le he sentido así.

Hace más de un año que no he vuelto a entrar ahí. La verdad es que muchas veces me apetecería volver y revivir miles de momentos pero en realidad ya no los encontraría allí. Aquel sitio cambió, empezó a ser frecuentado por mucha más gente y podría decir que se convirtió hasta en un local de moda y desde entonces nunca más volví a entrar. Pese a todo, todavía me estremezco cuando oigo esa palabra y siempre significará algo especial para mí.





Gauche Divine

7 05 2010

Más voyeur que fotógrafo, Oriol Maspons retrataba a bellezas de los años 60 y principios de los 70 para disfrutar de los encantos de las muchachas. Creo que a día de hoy aún debe reírse cuando se acuerda de lo que le llevó a ser un prestigioso fotógrafo. Si algo me llamó la atención de Maspons fue su idea de la fotografía o de la no-fotografía ya que, según dice, no creía en ese término. Para él, lo importante es aquello que se retrata y no el retrato en sí y eso me parece fascinante.

Todo el mundo tiene obsesión por el resultado de la fotografía, ahí el gran éxito de programas de retoque como photoshop entre otros muchos. Y no es que esté en contra del retoque pero no me parece que ese sea el objetivo del retrato. La vida real es bella por sí sola, no le hace falta más. Quitar luz, poner contraste, recortar un brazo, quitar vello…resultado: esto no es lo que yo he fotografiado.

Maspons denunció un tipo de fotografía llamada pictorialista que sólo trataba de conseguir galardones dentro de una estructura de jurados de concurso. Aunque quizá no tenga mucho que ver con lo que yo estoy diciendo, a mi me parece que va bastante de la mano. Y es que a día de hoy cualquiera consigue un bonito resultado en su fotografía y parece ser que eso es lo único que importa, pero no nos engañemos, todavía siguen siendo muy pocos los que son capaces de captar una buena imagen.





Superman vs. Batman

16 04 2010

    – Batman, entérate, mi aparición es la más bien pagada del mundo, y tú, mísero héroe de las tinieblas, no me lo vas a poder arrebatar ni en 10 vidas como ésta. Soy el primero, el número uno para la humanidad, soy la primera aparición de Action Comics y ni tu ni nadie lo va a cambiar. Han pagado por mi primera intervención la friolera cantidad de un millón de dólares. Soy el Santo Grial del mundo del cómic y así se ha demostrado. Intenta superarme.

    – ¡No vueles tan alto Super-mega-man! No quisiera arrebatarte el puesto pero lo he hecho y me quedao tan ancho. Y es que solo tres días después de que pagaran por ti la mayor cantidad que se había oído hasta el momento, han pagado por mi aparición 75.000 dólares más que por la tuya. Y sin necesidad ninguna de ser la entrega número 1 de Action Comics, pues aparezco en primicia en la 27 y ya ves, ¡Me han comprado por más y más y más y más que a ti! ¿Ahora quien es el mejor superhéroe del mundo? ¿No te ves?, estás pasado de moda, con esa capita roja y esos elásticos azules…

    – ¡¡¡¡Jajajajajajaja!!!! ¿Pero mira quién habla? ¡Un superhéroe de segunda división! Uuuuu, que miedito que das con ese antifaz y los cuernitos esos que te salen de la cabeza… ¿a quién quieres asustar? ¡A tus compradores será! Pues mira, resulta que te funciona. ¿Sabes qué? Tengo cómics para todos, de nuevo mi primera aparición ha superado todas las cantidades, todas, y por supuesto la tuya, existentes hasta ahora, 1 millón y medio de dólares. No tienes nada que hacer…

Esta sería posiblemente la conversación que hubieran tenido Batman y Superman en estos últimos meses, y es que la guerra por el cómic más caro del mundo se mueve entre ellos dos. Nos quedamos perplejos cuando supimos que alguien estaba dispuesto a pagar un millón de dólares por un cómic, pero este rifirrafe que ha llegado luego se nos escapa ya de las manos. Y es que aunque nunca se llegó a producir la película Superman vs. Batman que iba a ser dirigida por el director Wolfgang Petersen, parece que la profecía se está cumpliendo sin la necesidad de que los dos superhéroes se líen a puñetazos para verlo.





Y si estoy loco es cosa mía

16 04 2010

“La diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco” – Salvador Dalí

 Hay artistas cuerdos y artistas tarumbas y todos ellos tienen un denominador común: son considerados creadores de arte. Así, no podemos afirmar que sea necesario estar chiflado para poder realizar una obra artística, pero siempre ayuda.

“La locura es una respuesta creativa a un mundo insoportable” (arte, individuo y sociedad, 2006, vol.18, pág.148).

Creo que no es fácil hablar de la locura ya que es un término que abarca un estudio demasiado grande y austero. Pero mi idea de lo que es un loco es más o menos ésta: un loco puede hacer lo que le dé la gana sin necesidad de dar explicaciones, puede traspasar las fronteras de lo que es políticamente correcto y quedarse tan ancho. Creo que la creación de la figura del loco aún sigue teniendo connotaciones positivas sobre todo en terrenos como el arte. Y es que no es más loco aquel que destaca por diferente que aquel que pasa inadvertido por parecerse al resto.

Zedka, un personaje de la novela Veronika decide morir, pasa sus días en un manicomio y le explica a otra de las internas que es para ella la locura:

“Es la incapacidad de comunicar tus ideas. Como si estuvieras en un país extranjero, viendo todo, entendiendo lo que pasa a tu alrededor, pero incapaz de explicarte y de ser ayudada, porque no entiendes la lengua que hablan allí”.

¿Alguna vez te has sentido así sin necesidad de viajar a otro país? Pues quizá todavía no lo sepas, pero me temo que tú también estás un poco loco.





La soga al cuello

17 03 2010

Tan simple como cambiar una corbata por una cuerda para dar nombre a mi post. Pues sí, esto a mí me parece arte. Tal y como he exagerado en mi entrada anterior, el arte es todo aquello capaz de transmitir una emoción, un sentimiento o una idea. Aunque más que nada, cuando hablamos de arte hablamos del medio a través del cual emitir todo eso.

Una cuerda por sí sola, no es arte. No podemos decir que sea el obejto el que transmita la idea sino que es la composición la que nos lleva a pensar en algo más que en lo que vemos ahí -que no deja de ser una cuerda, una camisa, una americana y el cuello de quién sostiene todo ello-. Esa es la idea del arte des de mi punto de vista, la composición. Naturalmente, ésta no puede salir de la nada, es decir, debe llevar un significado que le acompañe. En muchas ocasiones, cuando una persona ve una pintura o una foto dice: “Esto también podría haberlo hecho yo”. Y es que nadie dice lo contrario. Creo que a veces, subestimamos nuestra capacidad de creación. El arte está al alcance de todos, o almenos esa es la idea que quería transmitir en el post anterior. No es más arte aquel que se exhibe en museos o a aquel por el que pagan millones de euros.

Esta imagen por ejemplo, a mí me llama la atención, me sugiere una idea, que puede ser la misma que la tuya o no, pero es no importa. La cuestión es no dejar indiferente, y si eso se consigue, ahí lo tienes: una obra de arte.





¿Qué es arte?

17 03 2010

 

¿Te ves capaz de transmitir una idea, una emoción o un sentimiento?

“Así, arte eres tú, arte soy yo y arte es lo que estoy escribiendo”.

                                                                                                                    desdelojodelahormiga





Las plantillas de Banksy

17 03 2010

Banksy o la “rata londinense”, como también es conocido, vive en el anonimato, un anonimato un tanto peculiar, ya que aunque no sabemos si es rubio o moreno, alto o bajito, sabemos que ha trabajado para corporaciones como PUMA y MTV. Resulta curioso que un tipo como él, que su mayor critica se ensaña en el capitalismo, también coma de éste. Muchos lo han llamado vendido por ello, yo me limito a no llamarlo.

Aún así, debo reconocer que es uno de los mayores referentes en el uso de plantillas, modalidad del Street Art que nació en París a principios de los 90 como forma de expresión artística que surge para diferenciarse del grafiti norteamericano, único referente de cultura urbana hasta ese momento.

Todas las obras de Banksy hablan de denuncia social, trata temas como la industrialización, el consumismo, el capitalismo o el contacto con las drogas en edades tempranas. Una de las obras del artista que más me ha llamado la atención es la “decoración” del muro situado en Israel que separa a judíos y palestinos: paisajes paradisíacos que vienen del otro lado del hormigón.

Y es que otro de los aspectos que más me gusta de esta “rata londinense” es la cuidada situación de sus obras. Nunca una obra de Banksy está en una pared por estar, siempre guarda una estrecha relación, aprovecha la realidad para enfatizar la denuncia de su pintura.

De alguna forma, doy gracias a Banksy y a otros artistas como Dr.Hofmann en España, porque hasta el momento, cuando pensaba en arte urbano me venía a la cabeza toda una estampa de letras en 3D enredadas entre sí con líneas alargadas y esquinas punzantes, monigotes horrendos de colorines con sombras y firmas de los autores de tal cuadro.

Como supondréis, nunca me han llamado mucho la atención los grafitis, pero no por ello no me parecen arte. Aunque si tengo que elegir, me quedo con las plantillas de Banksy.

Os dejo con una obra del artista algo diferente: