Superman vs. Batman

16 04 2010

    – Batman, entérate, mi aparición es la más bien pagada del mundo, y tú, mísero héroe de las tinieblas, no me lo vas a poder arrebatar ni en 10 vidas como ésta. Soy el primero, el número uno para la humanidad, soy la primera aparición de Action Comics y ni tu ni nadie lo va a cambiar. Han pagado por mi primera intervención la friolera cantidad de un millón de dólares. Soy el Santo Grial del mundo del cómic y así se ha demostrado. Intenta superarme.

    – ¡No vueles tan alto Super-mega-man! No quisiera arrebatarte el puesto pero lo he hecho y me quedao tan ancho. Y es que solo tres días después de que pagaran por ti la mayor cantidad que se había oído hasta el momento, han pagado por mi aparición 75.000 dólares más que por la tuya. Y sin necesidad ninguna de ser la entrega número 1 de Action Comics, pues aparezco en primicia en la 27 y ya ves, ¡Me han comprado por más y más y más y más que a ti! ¿Ahora quien es el mejor superhéroe del mundo? ¿No te ves?, estás pasado de moda, con esa capita roja y esos elásticos azules…

    – ¡¡¡¡Jajajajajajaja!!!! ¿Pero mira quién habla? ¡Un superhéroe de segunda división! Uuuuu, que miedito que das con ese antifaz y los cuernitos esos que te salen de la cabeza… ¿a quién quieres asustar? ¡A tus compradores será! Pues mira, resulta que te funciona. ¿Sabes qué? Tengo cómics para todos, de nuevo mi primera aparición ha superado todas las cantidades, todas, y por supuesto la tuya, existentes hasta ahora, 1 millón y medio de dólares. No tienes nada que hacer…

Esta sería posiblemente la conversación que hubieran tenido Batman y Superman en estos últimos meses, y es que la guerra por el cómic más caro del mundo se mueve entre ellos dos. Nos quedamos perplejos cuando supimos que alguien estaba dispuesto a pagar un millón de dólares por un cómic, pero este rifirrafe que ha llegado luego se nos escapa ya de las manos. Y es que aunque nunca se llegó a producir la película Superman vs. Batman que iba a ser dirigida por el director Wolfgang Petersen, parece que la profecía se está cumpliendo sin la necesidad de que los dos superhéroes se líen a puñetazos para verlo.

Anuncios




Y si estoy loco es cosa mía

16 04 2010

“La diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco” – Salvador Dalí

 Hay artistas cuerdos y artistas tarumbas y todos ellos tienen un denominador común: son considerados creadores de arte. Así, no podemos afirmar que sea necesario estar chiflado para poder realizar una obra artística, pero siempre ayuda.

“La locura es una respuesta creativa a un mundo insoportable” (arte, individuo y sociedad, 2006, vol.18, pág.148).

Creo que no es fácil hablar de la locura ya que es un término que abarca un estudio demasiado grande y austero. Pero mi idea de lo que es un loco es más o menos ésta: un loco puede hacer lo que le dé la gana sin necesidad de dar explicaciones, puede traspasar las fronteras de lo que es políticamente correcto y quedarse tan ancho. Creo que la creación de la figura del loco aún sigue teniendo connotaciones positivas sobre todo en terrenos como el arte. Y es que no es más loco aquel que destaca por diferente que aquel que pasa inadvertido por parecerse al resto.

Zedka, un personaje de la novela Veronika decide morir, pasa sus días en un manicomio y le explica a otra de las internas que es para ella la locura:

“Es la incapacidad de comunicar tus ideas. Como si estuvieras en un país extranjero, viendo todo, entendiendo lo que pasa a tu alrededor, pero incapaz de explicarte y de ser ayudada, porque no entiendes la lengua que hablan allí”.

¿Alguna vez te has sentido así sin necesidad de viajar a otro país? Pues quizá todavía no lo sepas, pero me temo que tú también estás un poco loco.